Fieles panameños cargan la cruz que estará presente en la JMJ 2019. (Foto/VN)
Fieles panameños cargan la cruz que estará presente en la JMJ 2019. (Foto/VN)

El Presidente de la Conferencia Episcopal de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, recientemente brindó los últimos detalles de preparación para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se desarrollará en enero 2019 en la ciudad de Panamá.

El arzobispo junto con las autoridades representantes del gobierno de panameño, dieron a conocer la agilización de las obras Línea Dos del Metro de la ciudad de Panamá, la construcción de vías de acceso a Metro Park, la adquisición de una larga alfombra roja, para recibir al papa Francisco a su llegada a la ciudad, entre otros detalles sobre este evento religioso de categoría mundial que se llevará a cabo desde el martes 22 hasta el domingo 27 de enero de 2019, en el país centroamericano.

Sobre los avances de logística en el tema de transporte público y de servicios médicos que serán proporcionados en la Jornada Mundial de la Juventud, se abordaron temas tratados en el Comité Organizador Local (COL) de la JMJ, personal de estamentos de Seguridad y Cancillería los detalles de coordinación para asegurar el movimiento de los peregrinos que acudirán a la actividad. 

La Dirección Ejecutiva de Apoyo (DEA) mencionó que en materia de movilidad el transporte público funcionará de manera regular y que se harán operativos especiales para el traslado de peregrinos en los lugares donde se centrarán las actividades principales, tales como el paseo marítimo de la Cinta Costera, Metro Park y el Parque Omar.

En lo referido a asistencia médica, indicaron que habrá centros de atención con acceso expedito a los principales hospitales. Además, el servicio para peregrinos que tengan paquetes de seguro se hará a través de llamadas de emergencia en los cinco idiomas oficiales: español, inglés, francés, portugués e italiano. 

Entre tanto, el COL explicó que habrá centros de información en la Terminal de Transporte durante las 24 horas. Adelantaron que la empresa MiBus, que administra el servicio de Metrobus en ciudad de Panamá, facilitara el acceso a los visitantes mediante una aplicación.

Por su parte, el arzobispo Ulloa, resaltó que la JMJ será un gran sueño que, si bien costará mucho dinero, en lo referido a toda la planificación y logística, valdrá la pena para que los ojos del mundo estén puestos durante varios días en Panamá.

 Asimismo, el Prelado exhorta a que diferentes familias sirvan acoger a las diferentes delegaciones juveniles de todo el mundo, lo cual representa una muestra de solidaridad del pueblo panameño. “Un Panamá nuevo es posible siempre y cuando los jóvenes se lancen al ruedo. Ellos nos necesitan para darles la oportunidad y que podamos creer en ellos. Necesitamos jóvenes soñadores y ancianos visionarios”, finalizó. Vaticano News