Un grupo de jóvenes del área metropolitana que se sienten motivados a participar en la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se realizará del 22 al 27 de enero en Panamá. (Foto/Javier Díaz)
Un grupo de jóvenes del área metropolitana que se sienten motivados a participar en la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se realizará del 22 al 27 de enero en Panamá. (Foto/Javier Díaz)

Ver al papa Francisco y la vitalidad la Iglesia Católica que crece en la fe, son algunas de las múltiples razones por las cuales los jóvenes del área metropolitana se sienten motivados a participar en la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se realizará del 22 al 27 de enero en Panamá.

"Creo que será una gran experiencia en mi vida, una experiencia nueva para alabar a Cristo, junto a miles de católicos, y donde espero recibir la gracia del Señor", expresó hace unos días el joven salvadoreño Kevin Arévalo (21) en la misión San Andrés de Silver Spring, Maryland.

Reconoce que también se siente entusiasmado con la oportunidad de ver al papa Francisco muy cerca y también descubrir lo que Dios tiene planeado para él.

"Quiero ir a Panamá para crecer en mi fe e interpretar las palabras del Santo Padre para la juventud", dijo Rocío Orellana (17). "Sus palabras siempre me inspiran a seguir el camino de Dios y ser una persona más integrada a él".

La adolescente salvadoreña confesó que también le entusiasma mucho la idea de conocer a otros jóvenes del mundo: "Deseo hacer amigos, escuchar sus historias y sus testimonios de cómo están creciendo en su fe".

Johanna Callejas (12), de padres salvadoreños, está emocionada con el viaje, especialmente porque busca crecer espiritualmente y conocer un nuevo país.

"Quiero ver al papa Francisco, conocer más sobre las cosas de Dios y tener una relación fuerte con él", dijo Angie Arévalo (16) un poco nerviosa.

Mónica Ulloa (26), joven madre de raíces salvadoreñas, ya experimentó la alegría y el enriquecimiento espiritual al participar en la JMJ Río 2013, en Brasil.

Ahora tiene ansias de compartir con estos jóvenes que van por primera vez a la JMJ. "¡Voy a ver que tan viva y joven está la Iglesia Católica!", exclamó. "No importan los obstáculos que estamos escuchando en las noticias, la Iglesia está viva, y seguirá viva y bien energética aunque pase lo que pase".

Mónica, su pequeña hija de un año y su esposo, son parte del grupo de 20 adolescentes y jóvenes adultos de la Misión San Andrés que se preparan para viajar a Panamá. Con ellos también  irá el padre Mario Majano, vicario y capellán de la misión.

Este grupo lleva meses planeando su travesía espiritual con mucha emoción. Necesitan recaudar fondos a fin de cubrir los gastos del viaje y su estrategia para lograr la meta es vender artículos religiosos y comida, organizar un baile parroquial y una noche de karaoke. Con el mismo fin, el sábado 15 de septiembre lavarán autos en la misión (12247 Georgia Ave., Silver Spring, MD 20902).

Si desea cooperar con estos jóvenes, escriba al padre Majano a [email protected].

Unos diez jóvenes del grupo Tira la Red de la Renovación Carismática de Washington también irán a la JMJ en Panamá y están realizando actividades similares. Si desea cooperar, escriba a [email protected].com o visite tiralared.com.