La propaganda de que respalda la supremacía blanca incentiva la violencia. Foto/archivo
La propaganda de que respalda la supremacía blanca incentiva la violencia. Foto/archivo

Los esfuerzos para distribuir la propaganda de supremacía blanca crecieron un 182 por ciento el año pasado en el país, cuando se contabilizaron 1.187 casos frente a los 241 del 2017, informó la Liga Antidifamación (ADL, en inglés).

En un informe que hace seguimiento de la distribución de folletos, pegatinas, anuncios publicitarios y carteles, la ADL indicó que ante la intensificación del escrutinio público, los supremacistas han decidido mantenerse anónimos e invisibles, pero han redoblado sus esfuerzos propagandísticos para maximizar la atención de los medios y del público en línea.

Según la liga, los casos de propaganda se concentraron principalmente en áreas metropolitanas con altos niveles de actividad en los estados de California, Texas, Colorado, Nueva York, Illinois, Florida y Virginia.

Uno de sus principales blancos de estos grupos son los campus universitarios aunque, de acuerdo con el estudio, los incidentes propagandísticos aumentaron solo un 9 por ciento comparado con el salto del 572 por ciento que dieron los casos fuera de los centros de estudio.

Los incidentes que tuvieron lugar fuera de los campus universitarios pasaron de 129 en 2017 a 868 el año pasado, agregó la información.

Los registros de la Liga Antidifamación también dan cuenta de 319 incidentes de propaganda de supremacía blanca en 212 campus de universidades o de institutos de educación superior ("college") en 37 estados del país y el Distrito de Columbia.

La propaganda incluye lenguaje supremacista con imágenes y palabras explícitas de racismo, y que tienen como blanco grupos minoritarios, incluidos judíos, negros, musulmanes, inmigrantes no blancos e integrantes de diversas comunidades.
EFE