La imagen de monseñor óscar Arnulfo Romero ha sido colocada en diversos ambientes del Consulado General de El Salvador en Washington. Los salvadoreños que acuden a realizar sus trámites consulares saludaron la iniciativa. (Fotos/Javier Díaz)
La imagen de monseñor óscar Arnulfo Romero ha sido colocada en diversos ambientes del Consulado General de El Salvador en Washington. Los salvadoreños que acuden a realizar sus trámites consulares saludaron la iniciativa. (Fotos/Javier Díaz)

Bajo el lema “Tu pueblo te hizo Santo” los salvadoreños del área metropolitana esperan que la Iglesia eleve a los altares a monseñor Óscar Arnulfo Romero el próximo 14 de octubre. Las imágenes del fallecido arzobispo de San Salvador hoy se pueden ver en casi todos los lugares donde concurren   los inmigrantes centroamericanos, en donde la única frase que se escucha es “Tu pueblo te hizo Santo”. 

En el Consulado General de El Salvador en Washington y en la parroquia Sagrado Corazón en el barrio de Mt. Pleasant se recuerda con alegría al religioso y mártir, quien fue asesinado por un escuadrón de la muerte el 24 de marzo de 1980. Su delito fue denunciar tanto la represión como la pobreza en sus homilías, así como convertirse en la ‘voz de los que no tienen voz’.  

“Estamos felices y orgullosos por tener un santo salvadoreño. Las expresiones de fe de nuestros connacionales son muchas y hoy todos hablan con fervor de San Óscar Arnulfo Romero o simplemente de San Romero. Dios bendice a El Salvador con esta canonización”, comentó la cónsul salvadoreña Ena Úrsula Peña.

Dijo que en la sede consultar existe, desde hace más de un año, una sala de reuniones bautizada con el nombre de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y que su imagen ha sido colocada en los ambientes principales de la sede consular para que los salvadoreños sean testigos de la devoción al primer santo cuscatleco.  

Señaló que durante todo el mes de octubre se realizarán en el área metropolitana diversas actividades en honor a San Romero, como el Festival del Maíz en la sede del consulado en Silver Spring, conversatorios sobre la vida pastoral de monseñor Óscar Arnulfo Romero en la catedral de San Mateo y una misa especial en la Basílica Nacional de la Inmaculada Concepción, entre otros.     

Peña agregó que en la sede del Consulado de El Salvador en Woodbridge (Virginia) la semana pasada se inauguró una sala de conferencias y reuniones con el nombre de monseñor Óscar Arnulfo Romero, la cual es visitada por cientos de salvadoreños que viven en esa zona. 

“Estamos viviendo una verdadera fiesta de fe y esperanza. Tenemos la plena confianza de que monseñor Romero intercederá ante la Divina Providencia para que se puedan solucionar todos los problemas migratorios que hoy viven nuestros hermanos centroamericanos”, enfatizó la diplomática salvadoreña.

Monseñor Romero será canonizado junto a Pablo VI el 14 de octubre. Como se recuerda, el arzobispo de San Salvador fue asesinado por un francotirador de un escuadrón de la muerte de la derecha extrema mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de cáncer Divina Providencia de San Salvador, en los días previos al estallido de la guerra civil (1980-1992).

Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas, que investigó las violaciones a derechos humanos durante el conflicto armado, determinó que el ex mayor del Ejército y fundador del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Roberto D’Aubuisson, dio la orden de asesinar a monseñor Romero.

El arzobispo, beatificado en una multitudinaria misa el 23 de mayo de 2015 en San Salvador, denunciaba en sus homilías los ataques de los cuerpos de seguridad contra la población civil y el día previo a su muerte ordenó a los miembros del Ejército detener la represión.