Sí es posible que los padres alcancen el sueño de que sus hijos estudien en una escuela católica y así reciban una preparación académica de alta calidad, fe y fuertes valores para toda la vida. En la Arquidiócesis de Washington hay disponible ayuda financiera, becas, programas y, además, orientación en español para hacer las solicitudes.

Para detalles sobre estos programas, visite: adwcatholicschools.org/tuition-assistance. Quienes deseen asesoramiento en español, pueden escribirle a Miryan Cabrera, coordinadora de inscripciones y alcance a la comunidad hispana del sistema escolar arquidiocesano, a: [email protected].

La fecha límite para que nuevas familias soliciten asistencia financiera de la arquidiócesis para la matrícula (2019-2020) es el primer lunes de febrero (4 de febrero del 2019). La fecha límite para volver a solicitar la ayuda es el primer viernes de cada mes de diciembre. Para detalles: escriba a [email protected].

Por su parte, el estado de Maryland cuenta con la iniciativa BOOST (Expansión de oportunidades y opciones para los estudiantes de hoy). Son becas para asistencia para la matrícula escolar a estudiantes elegibles (según el ingreso familiar) a fin de ayudarlos a cubrir los costos de una escuela privada. La fecha límite para inscribirse es en mayo. Inf: visite marylandpublicschools.org/boost sino envíe un email a [email protected].

Una escuela para ti

Las escuelas católicas de la Arquidiócesis de Washington brindan una educación basada en la fe que dura toda una vida. Brindan una sólida formación académica, un profundo sentido de comunidad y un entorno de aprendizaje católico tradicional para preparar a los alumnos para el mundo moderno de hoy.

Las escuelas católicas ofrecen un encuentro con Jesucristo y mantienen un atractivo y riguroso currículo basado en los más altos estándares académicos e integran la tecnología a la instrucción.

Los maestros están comprometidos a compartir la fe católica y celebrar la dignidad de cada ser humano y preparan a los alumnos para enfrentar los desafíos de la sociedad actual.

En las casi cien escuelas de la arquidiócesis, los directores, maestros y empleados están conscientes de que no todos los alumnos o familias tiene las mismas necesidades. Por eso, las escuelas ofrecen programas diseñados para satisfacer una variedad de necesidades y ayudar a cada alumno a crecer tanto en conocimiento como en la fe católica.

Seguridad, apoyo y protección

Las escuelas católicas se centran en el niño, en toda su integridad: mente, cuerpo y espíritu. Son proactivas en su estrategia de cuidado y protección de los alumnos, asegurándose de que sus edificios sean seguros y de que cada alumno sea tratado con dignidad y respeto.

Los docentes y administradores conocen a los alumnos y sus familias y así cultivan una relación de confianza que es importante para que cada alumno progrese y alcance sus metas en un ambiente de cordialidad, seguridad y respeto.

Programas extracurriculares

A través de los variados programas extracurriculares los alumnos tienen la oportunidad de desarrollar activamente habilidades e intereses. Les permiten a los alumnos aprender, crecer como individuos, sobresalir y fomentar amistades en la comunidad escolar. Integradas en los programas extracurriculares, llegan las oportunidades para que los alumnos desarrollen y demuestren cualidades de liderazgo, que les servirán ahora y en el futuro.

Contacte o visite la escuela católica más cercana a su hogar o la que ofrece los programas más interesantes según los talentos e intereses de sus hijos. Encontrará atractivos programas deportivos y de artes visuales, la posibilidad de participar en coros y bandas, iniciativas para desarrollar el liderazgo estudiantil, clubes y más.

Éxito garantizado

A nivel nacional, el 99 por ciento de los alumnos de las escuelas católicas se gradúan de las escuelas secundarias y son aceptados en la universidad. Menos de la mitad de los alumnos del sistema escolar público, logran esa meta.

Las escuelas católicas forman alumnos disciplinados que están preparados para triunfar en lo académico y en la vida. Ayudar a cada alumno a desarrollar sus talentos, tanto dentro como fuera del aula, es una prioridad para maestros, empleados, directores y los comprometidos líderes que sirven en la oficina arquidiocesana de escuelas católicas. En su gran mayoría, los graduados de las escuelas secundarias católicas ingresan a la universidad con importantes becas por sus méritos.

La arquidiócesis busca incrementar el número de niños hispanos en las escuelas parroquiales para brindarles la oportunidad de alcanzar el éxito académico. Las escuelas son diversas y esa diversidad en el sistema escolar es considerada una riqueza y un beneficio para los niños.

Hay becas, ayuda financiera y otros programas disponibles como: las becas "Mother Catherine Spalding School Legacy Scholarship" (mytads.com/fa/mcssls) y el programa Fitzgerald. Infórmese: adwcatholicschools.org/es/asistencia-en-costos-educativos/programa-fitzgerald.

El Fondo "Black Student Fund" brinda asistencia financiera y servicios de apoyo a estudiantes de raza negra. Inf: blackstudentfund.org.

El Fondo "Latino Student Fund" ofrece programas después de clase, ayuda con mentores y tutores, guían a jóvenes recién llegados, apoyan a estudiantes en riesgo y sus familias, asesoran a los estudiantes para ingresar a la universidad y más. Inf: latinostudentfund.org.

También hay becas para la universidad (Horatio Alger College Scholarships). Inf: horatioalger.org.

También, el programa "DC Opportunity Scholarship Program" ayuda a estudiantes que viven en el distrito con bajo ingreso familiar para que puedan estudiar en una escuela privada. Detalles: servingourchildrendc.org