La innovación es una constante en la escuela católica St. Francis International, incluso durante el periodo vacacional. Este año sacerdotes, profesores y voluntarios decidieron darle un sentido religioso a la diversión veraniega e impulsar en los niños los valores humanos que deben estar presentes en una cultura de paz. Más de un centenar de estudiantes aceptaron el reto y dieron vida a un “Campamento de Paz” cargado de música, color y oración.

El hermano Chris Posch, párroco de la parroquia San Camilo, dijo que el mencionado campamento es en realidad una reflexión religiosa sobre la necesidad de la paz en el mundo y que llegue a todos los hogares. “Es importante que los niños entiendan que la paz no es una palabra o solo un deseo, sino es una forma de vida inspirada en la palabra de Dios”.

Agregó que también se busca que los niños entiendan que con educación, solidaridad, alegría y respeto por el prójimo, se contribuye de forma decisiva al establecimiento de la paz. “Este año hemos desarrollado un programa basado en juegos colectivos que buscan desarrollar actitudes de respeto, compañerismo y armonía entre lo material y espiritual. Es sorprendente la respuesta positiva de los niños”.  

Tobias Harkleroad, director de la mencionada escuela, dijo que en esta ocasión el campamento de verano tiene como tema central “la paz”, en donde los niños pueden disfrutar de clases de arte, deporte, juegos colectivos y lecturas el Evangelio. "Nuestro objetivo es que los niños aprendan mientras se divierten".

Asimismo, durante las actividades los voluntarios de la parroquia San Camilo aprovecharon para repartir alimentos de forma gratuita y ofrecer asistencia a los padres de familia interesados en matricular a sus hijos en una escuela católica. 

La escuela Saint Francis International es reconocida por brindar educación católica integral desde niños de inicial hasta el octavo. También ha logrado establecer alianzas estratégicas con las escuelas públicas del condado de Montgomery, la Universidad Católica y la Fundación Commonweal, entre otras instituciones académicas. Además, cuenta con el respaldo de Arquidiócesis de Washington.