Estudiantes del área metropolitana participan del taller bilingüe organizado por la Universidad Católica de América. (Foto/cortesía CUA)
Estudiantes del área metropolitana participan del taller bilingüe organizado por la Universidad Católica de América. (Foto/cortesía CUA)

El primer taller bilingüe gratuito, “Claves del Éxito Educativo”, organizado recientemente por la Universidad Católica de América (CUA), atrajo a decenas de padres de familia hispanos quienes aprendieron todo lo relacionado con el proceso de admisión universitaria, los costos y cómo acceder a las becas que ofrece esta casa de estudios.

Las preguntas fueron básicas y los asesores presentes se tomaron el tiempo para absolver todas las consultas, tanto de los progenitores como de los futuros estudiantes. Por ejemplo, Pablo Sernaque, quien asistió en compañía de su hijo, preguntó por el proceso de admisión; Luisa González se interesó por saber las diferencias académicas entre los colegios comunitarios (community college) y las universidades; mientras que José Barturen mostró interés por saber todo lo vinculado a la asistencia financiera para estudiantes de familias de bajos ingresos económicos.

Sobre el proceso de admisión se les explicó a los padres de familia las clases que deberían tomar sus hijos en secundaria y que serían tomadas en cuenta si el estudiante decide iniciar una carrera en la CUA. Los asesores entregaron una lista de sugerencias para los ensayos universitarios y ‘tips’ para que sus trabajos destaquen entre los miles que entran en competencia.

También se dieron recomendaciones académicas sobre los diferentes exámenes que pueden y deben tomar los futuros estudiantes de la CUA, al igual que explicaron las alternativas existentes para estudiantes que no tienen los documentos de residencia legal o piensan acogerse al programa DACA.

El taller sirvió para que los padres de familia despejaran sus dudas relacionadas con los diferentes sistemas universitarios que existen en el país, que van desde colegios comunitarios (community college), universidades públicas y privadas. Se habló sobre el apoyo financiero, académico y social que los estudiantes necesitan antes de ir a la universidad, así como cuando ya inicien sus estudios superiores.

Se discutieron las múltiples opciones que tienen los jóvenes cuando deciden cambiar sus áreas de estudio durante su primer año en la universidad, situación que debe ser entendida como un periodo de auto-descubri-miento.

Uno de los puntos que más captó la atención de los padres de familia presentes fue el referido a la financiación de los estudios universitarios. Los asesores explicaron que existen “dinero gratis”, “dinero prestado” y “dinero propio”, lo que equivale a recibir becas de parte de la universidad u organización social, préstamos estudiantiles otorgados por el Gobierno federal (FAFSA) y utilizar los ahorros personales.

De igual modo, se habló de los formularios que todo estudiante necesita completar para que las universidades y el Gobierno federal puedan determinar cuánta ayuda financiera necesita, quedando en claro que en la mayoría de casos existe un porcentaje del costo que se espera la familia pueda pagar.

Ese monto depende de muchos factores que se determina completando la solicitud conocida como FAFSA, indicó Javier Bustamante, coordinador del Centro de Enlace Cultural-CUA. Los padres de familia aprendieron también los métodos más comunes que utilizan las universidades para determinar cuánta ayuda financiera puede recibir un estudiante que no pueda recurrir a FAFSA por su estado migratorio.

Finalmente, un panel de cuatro estudiantes compar-tieron su experiencia en la universidad, las dificultades que enfrentaron por ser los primeros en su familia de iniciar una carrera universitaria y el apoyo recibido.

Ellos reconocieron que el apoyo de los padres es crítico, especialmente cuando los estudiantes son los primeros en navegar este nuevo mundo académico.

Bustamante dijo que al inicio del otoño se continuará ofreciendo talleres en español: “La clave para los padres de familia es obtener la información lo más pronto posible para que puedan estar preparados cuando llegue el momento de ayudar a sus hijos a inscribirse en la universidad. Nosotros estamos dispuestos a ayudar a las familias a que acompañen a sus hijos a lograr sus metas educativas”.

La Universidad Católica de América, fundada en 1887 por los obispos católicos de Estados Unidos con el apoyo del papa León XIII, hoy cuenta con 12 facultades y 29 centros de investigación. Los estudiantes pueden elegir entre 45 programas doctorales, 78 programas de posgrado y 60 programas de licenciatura.