La doctora Lisa Klewicki habla sobre la fase de crianza de sus hijos en la fe católica. (Foto/Javier Díaz)
La doctora Lisa Klewicki habla sobre la fase de crianza de sus hijos en la fe católica. (Foto/Javier Díaz)

Una buena conexión emocional entre los padres y los hijos son las claves del éxito para que los padres consigan transmitir su fe a las generaciones venideras, destacó John Webster en el reciente taller de orientación familiar realizado en la Iglesia San Miguel Arcángel. 

Webster, miembro del ministerio de matrimonio y vida familiar de la citada iglesia, dijo: “Siempre y cuando los padres sean sinceros con su propia fe católica, estarán en disposición de transferirla con éxito a sus hijos”.

Añadió que “una buena conexión emocional entre los padres y los hijos y una estructura adecuada en la vida del niño son las claves del éxito para que los padres consigan transmitir su fe a las generaciones venideras”. 

La familia es una comunidad de fe, de amor y de elogio, la cual crece con la llegada de los hijos, a quienes los padres les inculcan valores morales y espirituales. Estos valores desarrollan la humanidad en los niños, ya que van  ligados a unas pautas de comportamiento que ellos aprenderán e imitarán de sus progenitores.

Para orientar e informar a las familias durante la fase de crianza de sus hijos en la fe católica, la Arquidiócesis de Washington desarrolló el citado taller a cargo de la doctora Lisa Klewicki, quien integra la fe católica en la psicología y psicoterapia, amén de ser consultora de matrimonios y familias. 

El taller estuvo dirigido a todas las familias que comparten el deseo de ver crecer a sus hijos en la fe católica, a familias monoparentales, a padres solteros, divorciados, separados, viudos, o bien a padres casados en segundas nupcias.

Algunos de los temas que se trataron en el taller son, entre otros, los tipos de crianza, el hogar como “iglesia doméstica”, retos en la sociedad actual, como por ejemplo, mantener la fe católica de nuestros hijos, las familias monoparentales o la respuesta de la Iglesia a las necesidades familiares.

El taller se impartió en inglés, pero los asistentes tuvieron a su disposición traducción al español.