Foto/archivo
Foto/archivo

Los consumidores hispanos perdieron parte de la confianza en su situación económica debido a su preocupación por el costo de vida y también apoyaron menos la gestión del presidente Donald Trump en el segundo trimestre del año, según un sondeo de la Universidad Florida Atlantic (FAU).

El porcentaje de aprobación del presidente pasó del 37 por ciento en el primer trimestre al 33 por ciento en el segundo, mientras que el índice de confianza en la economía (HCSI) bajó de 98,9 puntos a 86,4, informó este martes la Iniciativa de Encuestas de Economía y Negocios de la Universidad Florida Atlantic (FAU BEPI).

En la encuesta correspondiente al periodo abril-junio, el 14,5 por ciento de los entrevistados se identificaron como republicanos, el 36,1 por ciento como demócratas, el 19,8 por ciento como independientes y el 29,6 por ciento dijeron que no están registrados.

FAU BEPI atribuye la disminución de 12 puntos en el HCSI (Hispanic Consumer Sentiment Index), a la preocupación por la subida del costo de vida, el nivel de endeudamiento personal, los crecientes precios de la gasolina y la subida de las tasas de interés.

La confianza entre los hispanos es menor que la del conjunto de la población estadounidense, cuyo índice, calculado por la Universidad de Michigan, fue del 98,2 en el segundo trimestre.

Un 56 por ciento de los hispanos señala que está mejor actualmente desde el punto de vista económico que hace un año atrás y un 72 por ciento cree que estará mejor dentro de un año, porcentajes que muestran respectivamente bajadas de 13 y 6 puntos porcentuales respecto al primer trimestre.

Las mujeres son más optimistas que los hombres sobre su actual situación económica (66 frente al 64 %).

Por grupos de edad, los más optimistas en torno a la futura situación económica son los hispanos de 18 a 34 años (un 81 %), seguidos de los de 35 a 54 años (68 %) y los que tienen 55 años o más (58 %).

En lo que casi todos están de acuerdo (80 %) es en que el costo de vida ha subido, 21 puntos más que en el primer trimestre cuando eran un 59 % los que pensaban así.

En el segundo trimestre fueron menos que en el primero los que consideraron que era una buena época para comprar una casa (51 frente a 59 %) y los que dijeron que era el momento para comprar automóvil (49 frente a 62 %).

La encuesta fue realizada en todo el país desde el 1 de abril al 30 de junio a una muestra escogida al azar de 850 hispanos de 18 años o mayores de 18 años.

El margen de error es de +/- 4 por ciento. EFE