El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció este viernes su asociación con la plataforma Acelerador Climáticamente Inteligente del Caribe, un proyecto que apoya medidas e inversiones vinculadas a combatir el cambio climático a la vez que promueven el crecimiento económico.

De esta forma, el BID colaborará en el proyecto con los 1.000 millones de dólares que se comprometió a destinar a inversiones climáticamente inteligentes en la región del Caribe en el año 2017.

Estos fondos adicionales se sumarán a una cartera existente de más de 200 millones de dólares para obras directas o a través del Banco de Desarrollo del Caribe en toda la región.

"Se busca así apoyar soluciones innovadoras haciendo hincapié en proyectos de bajas emisiones de carbono, infraestructura sostenible y de eficiencia energética", indicó el BID en un comunicado.

El Acelerador cuenta con la participación de casi treinta líderes de distintos países del Caribe y algunas de las mayores empresas mundiales, instituciones financieras y fundaciones para responder así al daño catastrófico producido por varios huracanes de gran intensidad el año pasado.

"El Grupo BID reafirma su compromiso con el Caribe y trabajará junto a los líderes de la región para mejorar vidas creando economías vibrantes, resilientes al clima, y donde las personas puedan sentirse seguras, productivas y felices", aseguró el presidente de la institución, Luis Alberto Moreno.

"A través de este Acelerador Climáticamente Inteligente, además de ofrecer financiamiento asequible, utilizaremos la vasta experiencia regional del BID y su presencia en el campo para trabajar estrechamente con la gente de la región y diseñar, hoy, el Caribe del futuro", agregó.

Cuarenta organizaciones de los sectores público y privado se han incorporado a la coalición más amplia de socios del Acelerador, incluyendo Microsoft, Breakthrough Energy Coalition, Clinton Foundation, GSMA, The Nature Conservancy, Tesla, The Virgin Group, Willis Towers Watson, el Banco Mundial y el Banco de Desarrollo del Caribe. EFE