Papa Francisco habla sobre la crisis de Venezuela. (Foto/VN)
Papa Francisco habla sobre la crisis de Venezuela. (Foto/VN)

El director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, respondiendo a las preguntas de los periodistas sobre la situación en Venezuela, expresó que "el Santo Padre siempre se ha reservado y, por lo tanto, se reserva la posibilidad de verificar la voluntad de ambas partes, verificando si existen las condiciones para recorrer este camino". La diplomacia se hace en "pequeños pasos" pero con la intención expresa de las partes de querer dialogar.

Agregó que para que se produzca una mediación, se requiere la voluntad de ambas partes: “ambas partes la pedirán”. Esta es una condición que debe hacerles pensar antes de pedir una facilitación o la presencia de un observador o una mediación. Ambos partes, siempre.

Refiriéndose al compromiso de la Secretaría de Estado en la crisis venezolana, Francisco no ocultó los pocos resultados alcanzados en el pasado en las conversaciones en Santo Domingo entre gobierno y oposición, mediadas por el ex presidente español Zapatero, representante de Unasur, la Unión de las Naciones Sudamericanas. La diplomacia vaticana también trabajó primero con monseñor Emil Paul Tscherring, ahora Nuncio Apostólico en Italia y en la República de San Marino, y luego con monseñor Claudio Maria Celli, una larga carrera en la Secretaría de Estado.

La crisis en Venezuela alcanzó un punto de inflexión el pasado 23 de enero cuando el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Gerardo Guaidó Márquez, se declaró presidente interino. Fue el día de la llegada del papa Francisco a Panamá para la Jornada Mundial de la Juventud. En el Ángelus del 27 de enero, expresó su pensamiento hacia el pueblo venezolano, instando a buscar siempre "el bien de todos los habitantes del país".

La situación humanitaria en Venezuela es la gran preocupación de los obispos del país, de rodillas desde hace años a pesar de las importantes reservas de petróleo de las que se disponen. Según la FAO, el 12por ciento de la población está desnutrida y la tasa de desnutrición es la más alta de los últimos 25 años. La ONU estima que alrededor de 2,3 millones de venezolanos han huido del país desde 2015. Vaticano News